5 simples hábitos para evitar las arrugas que te sorprenderán

Disclosure: this is a sponsored post that contains sponsored links

Una manera saludable de adelgazar es incorporar en nuestra dieta a los alimentos que aceleran el metabolismo, es decir, que ayudan a quemar calorías fácilmente. Cuando los consumimos, nos sentimos llenos por mucho más tiempo y, por tanto, nos hacen comer menos sin pasar hambre.Es importante que no consumas grandes cantidades de alimentos en cada comida. Los especialistas recomiendan que realices al menos cinco comidas pero con alimentos bajos en grasas y ricos en fibra, además de beber agua constantemente.

Si bien los genes influyen en la rapidez en que tu piel envejece, los malos hábitos aceleran el daño. Por ejemplo, los fumadores, suelen tener arrugas antes de lo esperado, ya que el cigarrillo reduce la producción de elastina y colágeno hasta en un 40%, lo que lleva al surgimiento de líneas finas que pueden comenzar a aparecer tempranamente.

Si deseas luchar contra las líneas de expresión, te dejamos con 5 simples hábitos que te pueden ayudar significativamente, recopilados por la especialista Lisa Collier:

1. Cambia el café por cacao

Los flavonoides llamados epicatequina y la catequina se encuentran en el cacao y ayudan a mantener los vasos sanguíneos en buen estado, aumentando el flujo de nutrientes hacia la piel y los órganos internos.

Un estudio alemán publicado en Journal of Nutrition descubrió que después de 3 meses, las mujeres que bebían una bebida de cacao rica en epicatequina diariamente, no sólo tenían una piel más suave, sino que también más resistentes al daño del sol.

2. Dormir de espalda

Aunque no lo creas, la posición en que duermes influye en las líneas de expresión de tu piel. Si habitualmente te recuestas de lado o sobre el abdomen con la cara semiaplastada en la almohada, se van dibujando líneas en el rostro que podrían llegar a ser permanentes. Un estudio publicado en Scandinavian Journal of Plastic and Reconstructive Surgery and Hand Surgery, concluyó que dormir de costado contribuye a tener más arrugas en las mejillas y el mentón, mientras que dormir boca abajo facilita la aparición de surcos en la frente.

En cambio, dormir sobre la espalda impide que se marquen arrugas e incluso ayuda en parte a que desaparezcan. De este modo, ayudas a liberar la llamada “hormona de la juventud” y también la del crecimiento humano, logrando una piel más gruesa, más sana y con menos líneas, según el especialista Nicholas Perricone.

3. Usa protector solar, incluso cuando conduces

Alguna vez te preguntaste por qué las manchas de la edad son más propensas a salir en el lado izquierdo de la cara. Muchas personas no se dan cuenta que los rayos UVA son los culpables de la mayoría de las arrugas, porque penetra fácilmente en las ventanas del auto, incluso en los días nublados. Esto acelera la aparición de manchas de color café y pliegues en la parte izquierda del rostro del conductor.

La mejor defensa es usar un protector con FPS de 30 o más, diariamente, incluso en invierno.

4. Coma más pescado y soja

El salmón, el atún, la caballa y otros peces de agua fría son excelentes fuentes de ácidos grasos omega-3, que nutren la piel y ayudan a mantenerla suave, radiante y juvenil. Otros bocadillos ricos en omega-3, que también ayuda a proteger contra enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares, son las nueces, el aceite de linaza y aceite de canola.

Otro alimento anti-envejecimiento es la soja: En 2009, un estudio demostró que el consumo de soja reduce arrugas en la piel y aumenta el colágeno en un 86% de las mujeres, después de sólo 6 meses de uso diario.

5. Evita entrecerrar los ojos…anda al oftalmólogo

Una causa común de las ‘patas de gallo’ es el exceso de trabajo de los músculos faciales que crean surcos que se convierten en arrugas. El problema de fondo es a menudo el esfuerzo que hacen muchos parar poder ver, especialmente cuando leen, así que visita a un experto para que te de una receta de lentes si es tu caso. También es importante usar gafas de sol al aire libre, tanto para reducir el daño del sol como para evitar entrecerrar los ojos por la luz.